Mesoterapia facial

La mesoterapia facial es una técnica con más de 60 años de historia y con unos resultados ampliamente probados, que se basa en un sistema de microinyecciones en la epidermis que ayudan a mejorar la calidad de la piel aportando luminosidad, firmeza, elasticidad e hidratación, previniendo los signos iniciales del envejecimiento.

Este tratamiento es ideal para lucir una piel más lisa, firme y sana. Por un lado, hidrata, regenera y tonifica la piel desde el interior mientras activa la microcirculación sanguínea de la dermis. Por otro, mejora las pequeñas pigmentaciones y arrugas finas del rostro. Asimismo, contrarresta el efecto de los radicales libres que se generan con la exposición solar y promueve la formación de colágeno y elastina. De esta forma, la piel permanecerá hidratada más tiempo y se definirá mejor el contorno facial.

La mesoterapia facial se realiza siempre en un centro médico estético. Para llevar a cabo este tratamiento anti-aging se utilizan unas inyecciones que son un verdadero coctel vitamínico y una serie de principios activos esenciales. Lo más habitual es el uso del ácido hialurónico no reticulado –de textura muy fluida, similar al que el organismo genera de manera natural-, las vitaminas A o B, coenzimas y minerales. La elección de estos principios irá siempre en función de las necesidades individuales que detecta el profesional en cada paciente.

No existe una edad establecida para empezar estos tratamientos de medicina estética. Funciona como tratamiento preventivo e hidratante en las pieles más jóvenes y consigue un efecto rejuvenecedor en los pacientes de edades más avanzadas.

¿Para qué sirve la mesoterapia facial?

Los beneficios de este tratamiento estético son muchos, los principales son:

Tiempo estimado en realizar el procedimiento

30 minutos

Anestesia

No requerida/crema anestésica. Generalmente, es poco molesto.

Hospitalitzación

No requerida. Tratamiento realizado en cabina.

Recuperación

Puede aparecer una discreta inflamación en la zona tratada, que desaparece con el paso de unas horas.

Resultados

Inmediatos y mejora a los 10 días, consiguiendo una piel más hidratada, tersa y joven.

Preoperatorio

No precisa.

Sesiones

Recomendamos entre 3 y 5 sesiones.

Tratamiento indoloro y altamente eficaz

El paciente visitará en su centro médico estético a un especialista en medicina estética que le orientará sobre el mejor tratamiento para sus necesidades y el número de sesiones a realizar. Normalmente, se suelen recomendar entre tres y cinco sesiones para apreciar cambios importantes en la apariencia de la piel, aunque muchos pacientes notan mejoras desde el segundo día de tratamiento.

De hecho, los resultados son inmediatos y mejoran al pasar diez días, consiguiendo desde entonces una piel más hidratada, tersa y joven. Además, el médico estético asesorará sobre si es posible combinar la mesoterapia facial con otros procedimientos para obtener un mejor resultado.

La mesoterapia facial no requiere de ninguna preparación previa por parte del paciente, más allá de una visita previa con el médico especialista. Habitualmente, este tratamiento se efectúa en la cabina del centro médico estético y no suele durar más de 30 minutos. No se necesita anestesia y es que, generalmente, la mesoterapia facial es poco molesta para el paciente. Es un tratamiento muy seguro e indoloro que se recomienda, especialmente, para tratar cara, cuello y escote.

¿Cómo es la recuperación en la mesoterapia facial?

Tras la aplicación de las micro-inyecciones pueden aparecer algunos efectos secundarios muy comunes como el enrojecimiento pasajero, pequeñas marcas debidas a la aguja o una discreta inflamación en la zona tratada, que desaparece con el paso de unas horas. Se aconseja, como rutina de post-tratamiento de una mesoterapia facial, esperar alrededor de una hora antes de aplicarse crema o maquillaje en la piel. Aunque lo ideal es no aplicar nada hasta el día siguiente y, además, evitar la sauna durante las dos semanas siguientes.

Una vez recuperada la piel de los efectos secundarios más inmediatos, es importante proteger la dermis con cremas solares SPF 50+ en la zona la semana después del tratamiento estético. De hecho, los productos fotoprotectores son indispensables en el ritual habitual de cuidados, ya que previenen la oxidación y el envejecimiento cutáneo.

Hidratación, luminosidad y rejuvenecimiento

Lifting sin cirugía: Técnicas para la flacidez cutánea

Tratamientos anti-arrugas y para ganar volumen

Tratamientos Plasma

Otros (reducción de «patas de gallo», código de barras, eliminación de verrugas, puntos rubí, acné, cicatrices, arañas vasculares xantelasmas, Verrugas en los ojos telangiectasias)

Reserva una visita al
93 600 96 36 o